Medidas por la crisis sanitaria COVID-19 en la ECAM
Saltear al contenido principal

10.

La pantalla ya
no es una ventana sino un lienzo. Cine estructural

Guía didáctica El documental / la no ficción 34

Cine estructural
La región central
Michael Snow, 1971
Registrada enteramente con una cámara robotizada colocada en lo alto de una montaña y sostenida por un brazo mecánico que permitía su movimiento en cualquier dirección (cubriendo los 360º y llegando a grabar boca abajo).
El sonido que la acompaña está formado por una sucesión de pitidos y ruidos electrónicos. En palabras del propio director: mi intención es la de mostrar el tipo de imágenes que tomaría una nave alienígena si aterrizara en la Tierra.

En los años sesenta y en paralelo a desarrollos estéticos del arte contemporáneo como el pop art y el arte conceptual, algunos artistas comienzan a considerar el cine como un medio que no tiene que intentar representar necesariamente una realidad externa. De una manera parecida a cómo la aparición de la fotografía permitió que la pintura se viera liberada de tener que capturar una escena realista, lo que conllevó las diferentes rupturas vanguardistas que culminarían en la pintura abstracta, en este cine el desencadenante son los elementos del propio dispositivo fílmico: el encuadre, la emulsión, el enfoque, el color, el tiempo, la textura. Es lo que se conoce como cine experimental estructural: películas de gran radicalidad y belleza que llevan el cine a territorios completamente inexplorados.

Estas películas ponen a prueba las limitaciones de la cámara (movimientos, angulación, zoom, etc), los posibles juegos del negativo como material (coloreando, rayando, escribiendo), con la misma proyección de las películas (se dieron eventos en los que artistas congregaban a público y proyectaban una película tantas veces que acababa destruyéndose), o como decíamos al comienzo con los minutos Lumière, con la duración como estructura concreta y predeterminada pues era la que permitían los carretes de celuloide (de 16 mm: 10’; de Super-8: 3’). En todas, hay una característica común: la narración es nula o casi nula.

Guía didáctica El documental / la no ficción 35

Cine estructural

So is This
Michael Snow, 1982

Película experimental construida tan solo con palabras que nos invitan a reflexionar sobre el acto de mirar una película. La pieza, tremendamente cómica, también proponía una experiencia nueva: la que leamos y por lo tanto pensemos, en colectividad. Las palabras, en este caso, son unívocas, es decir, que solo poseen un significado. Al contrario que una imagen que puede contener varias lecturas, la sencillez del lenguaje propuesto por Snow hace imposible que nos escapemos de lo que él cuenta en la película.

Enlace de visionado

Cine estructural

13 lagos
James Benning, 2004

La estructura de esta película es matemática. Como su propio título indica, visionaremos 13 lagos-13 planos de unos 10’ de duración (lo que permitía cada carrete de 16mm). Ante esta premisa tan -aparentemente- sencilla, solo podremos enfrentarnos de dos maneras: asumir lo que vemos como una propuesta observacional, una invitación a la contemplación de la naturaleza; asumir que las imágenes son un código que esconde un tema de fondo: rodada tan solo un año después de la invasión a Irak por EEUU y localizada en 13 lagos de este mismo país, escenarios de distintos enfrentamientos a lo largo de su historia, la película tenía una voluntad fuertemente pacifista en oposición a las políticas del momento.

Cine estructural

Outer Space
Peter Tscherkassky, 1999

Las películas de este director canadiense nos invitan, por encima de todo, a tener una experiencia sensorial. ¿Cómo lo consigue? por una combinación de imágenes (registradas o recicladas de otras películas como veíamos anteriormente) y sonidos (zumbidos, pitidos, ruidos y también silencios) fascinantes.

Enlace de visionado

Volver arriba