Saltear al contenido principal
Icono – Noticias – ECAM

ACTUALIDAD

Nuestras noticias y eventos

Eva Saiz #RecomiendaAlaECAM películas feministas nada complacientes

cerdita

Eva Saiz es alumni ECAM de Diplomatura de Guion. Ha trabajado como guionista en distintas productoras desarrollando proyectos de series y largometrajes para nuevas plataformas. Además, ha escrito varios cortometrajes como Martina, ay Martina (2017), Jaula (2017) ó 5ºC (2017) premiados en importantes festivales del panorama nacional e internacional como Alcine, Medina del Campo o Sydney Film Festival, entre otros.  Mujer sin hijo es su primer cortometraje como directora, que competirá en la Sección Oficial de los Festivales de Málaga y Medina del Campo.


Dice mi madre que la vida ya es lo suficientemente difícil como para ir al cine a ver películas duras.

Mi madre va al cine para olvidarse de sí misma, vivir la vida de otros, sentirse en terceros. Porque el cine le cambia la vida a la gente durante un ratito, tiene esa capacidad. Aunque a mí me parece que el cine también debería cumplir una función que casi nadie le exige, yo creo que debería ser una representación fiel de la realidad de personas como mi madre. Me gustaría que fuese un espejo donde mirarnos. Enciendo la tele mientras me ceno un sandwich y veo a chicas de mi edad violadas en grupo, refugiados muertos en el Mediterráneo, un niño se cae a un pozo y España entera se congela siguiendo una noticia que se prevé no va a tener buen final. Pero a mí no se me indigesta el sandwich. No hay dolor en cuanto a la realidad que habitamos se refiere, pero no soportamos ver su representación en la pantalla. Porque no queremos mirarnos y saber que esa también es un poco la mierda que somos. No queremos exponernos. Nadie paga su entrada, con lo caro que está el cine, para que encima le apaleen.

Me han pedido que escriba una lista de recomendaciones con motivo de la celebración del 8M. Las películas que menciono no están aquí por haber sido dirigidas por mujeres, ya que eso no constituye ningún género ni criterio en sí mismo. Estas no son mis películas favoritas y tampoco se puede decir que sean películas bonitas. Esta es una lista de películas que me han llevado a lugares incómodos. Películas que no han sido complacientes conmigo. Películas que me han forzado a pensar por qué quiero escribir y de qué quiero hablar como autora.

Mientras hacía esta lista he pensado que probablemente ninguna de estas películas le gustaría a mi madre, pero me habéis pedido opinión a mí y no a ella así que allá van:

QUEEN KONG (2016), de MÓNICA STAMBRINI 

Un cortometraje medio erótico medio porno donde una pareja busca intimidad en una fiesta escondiéndose en el jardín. El encuentro erótico falla y la pareja se separa. Cuando el hombre deambula intentando disipar su frustración, la directora pasa de la comedia al terror fantástico. El jardín de la fiesta es ahora un bosque oscuro en el que espera su oportunidad la versión hermafrodita del mítico fauno. No hay nada que el hombre pueda hacer contra la voracidad sexual del monstruo que acabará violándolo en lo que es, literalmente, una escena brutal.

 

NENA (2010), de MARÍA FLORENCIA ÁLVAREZ

Como ya he dicho, el cine casi nunca se parece a la vida. Las historias se configuran en puntos de giro medidos en el tiempo y arcos trazados para llegar a un clímax. Por eso me gusta mucho Nena, porque alude a un tipo de cine en el que aparentemente no está pasando nada. Es una ventana a la intimidad, un momentito en la vida de alguien. La historia no te espera para arrancar y cuando acaba tienes la certeza de que seguirá sin ti aunque tú no estés ahí para participar de ella. El cortometraje está subido a internet y se puede ver en Youtube.

 

TÚ Y YO Y TODOS LOS DEMÁS (2005), de MIRANDA JULY

Esta que cito es su ópera prima y tiene el tonito naíf de la mayor parte de las películas americanas independientes. Miranda July lleva al extremo los límites del realismo para que nos demos cuenta de lo especiales que son sus personajes a la hora de lidiar con los problemas cotidianos. Tiene un don para particularizar lo universal a través de una coreografía de gestos, voces en off y acciones excéntricas. Todo lo que hace es genuino, por eso yo de mayor quiero ser como ella y por eso también es normal que algunos piensen que es una petarda que va de guay. Sus dos pelis están en Filmin.

CERDITA (2018), de CARLOTA PEREDA

Un angustioso retrato del acoso contra el diferente. Una afilada mezcla entre humor negro y terror que muestra el círculo de la violencia sin moraleja ni moralina, dejando espacio a distintas lecturas pero redirigiendo la mirada sobre una realidad que normalmente resulta más sencillo obviar.

 

¿QUÉ HARÉ YO CON ESTA ESPADA? (2016), de ANGÉLICA LIDDELL

“Os quejabais cuando hablaba solamente de amor, de Dios y de belleza (…) Tal vez lo que necesitéis es que os metan un puño enorme por el culo. Tal vez lo que necesitéis es que os digan lo hijos de la gran puta que sois. Tal vez lo que necesitéis es que un caníbal se meta en vuestras casas, asesine y devore a vuestras preciosas hijas (…) No sabéis nada de vosotros mismos. Haría falta azotaros”. La obra de Angélica Liddell representa la tragedia contemporánea en escena. Si bien es verdad que lo suyo no es el cine, me parecía importante incluirla en esta lista. Con montajes de casi cinco horas de duración sus propuestas son como una puñalada en la cara. Una tragedia griega. Una voz de alarma que se rebela contra lo políticamente correcto reivindicando la utilidad original del teatro, la purificación interior del espectador a la vista de sus propias miserias. Algunas de las obras de Angélica Liddell están editadas por la Uña Rota y en Youtube se pueden encontrar fragmentos de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba