Saltear al contenido principal
Icono – Noticias – ECAM

ACTUALIDAD

Nuestras noticias y eventos

Enrique Huetos #RecomiendaAlaECAM películas que deberían tener un Goya a Mejor Película

la-reconquista

Queda muy poco para que dé comienzo la ceremonia número 33 de los Goya, que en el 2019 va a recalar por primera vez en Sevilla. Será en la noche del 2 de Febrero cuando se haga entrega de los premios más importantes de la industria del cine español en el Palacio de Exposiciones y Congresos de la capital hispalense. La película más nominada de todas es El Reino de Rodrigo Sorogoyen (#AlumniECAM), con 13 nominaciones; y le sigue muy de cerca Campeones de Javier Fesser, con 9.

Dos producciones cuya calidad ha sido bien vista por los académicos, cosa que no ocurre siempre con todas las buenas historias. Y es que hay veces que el gusto de estos puede jugar una mala pasada a ciertas películas, que a pesar de su calidad no consiguen el beneplácito de los responsables de la Academia de Cine. Así pues, existen decenas de ejemplos de largometraje que pasaron sin pena ni gloria en los Premios Goya pero que bien merecerían tener un hueco aún mayor en el palmarés.

Hablamos de filmes que si bien no fueron ganadoras en su momento a Mejor Película, el tiempo las ha puesto en su lugar y son consideradas como trabajos de una excelente calidad. A continuación te ofrecemos algunas de ellas:

El otro lado de la cama (Emilio Martínez-Lázaro, 2002)

Antes de que triunfara con Días de fútbol (2003), el guionista David Serrano debutó escribiendo esta comedia musical protagonizada por Ernesto Alterio, Natalia Verbeke, Paz Vega, Guillermo Toledo y María Esteve. La cinta dirigida por Emilio Martínez-Lázaro rezuma la frescura de sus jóvenes actores, enormes todos y cada uno de ellos, así como por el uso de reconocidos temas de la música pop española que potencian una historia ya de por sí divertida. Los académicos fueron diligentes con ella, otorgándola 6 nominaciones a los premios de 2003. No obstante, finalmente solo consiguió el de Mejor Sonido para Gilles Ortion, Alfonso Pino, Pelayo Gutiérrez y José Vinader.

La noche de los girasoles (Jorge Sánchez-Cabezudo, 2006)

A medio camino entre el thriller y el drama rural, La noche de los girasoles presenta a dos espeleólogos (encarnados por Carmelo Gómez y Mariano Alameda) que viajan junto a la mujer de uno de ellos a un pueblo del interior de España para visitar una cueva y determinar si tiene interés científico. Mientras los dos trabajan, la mujer es atacada por un hombre. A partir de ahí se inicia un misterio difícil de resolver. La película destaca por su estructura caleidoscópica, divida en seis capítulos, cada uno protagonizado por un personaje distinto; una fórmula que permite que la trama vaya desde un principio en el que parece que va a pasar nada hasta su impactante final. Fue nominada a tres premios Goya, pero no consiguió ninguno de ellos (poco pudo hacer frente a Volver (2006), de Pedro Almodóvar). No obstante, las buenas críticas cosechadas y él éxito de trabajos posteriores como Crematorio (2011) y La zona (2017) la convierten en un clásico difícil de olvidar.

Los cronocrímenes (Nacho Vigalondo, 2007)

Los cronocrímenes es una propuesta que no sigue los gustos convencionales del cine español pero que convence por su solvencia narrativa y, sin duda, su originalidad. El film está protagonizado por Karra Elejalde, que interpreta a Héctor, un hombre de mediana edad que descubre a una mujer desnuda en medio del bosque (Bárbara Goenaga). Guiado por la curiosidad, trata de encontrar a esa chica, pero cuando lo hace es atacado por un hombre enmascarado. Héctor consigue escapar y en su huida se topa con un laboratorio científico en el que descubre una máquina del tiempo. Así, acaba viajando 20 minutos en el tiempo, lo que acarreará unas consecuencias difíciles de imaginar. Ciencia ficción y suspense se dan la mano en una historia en la que a pesar de ser una producción pequeña suple sus carencias gracias a una estructura, un guion y montaje extraordinarios que dan lugar a esta hipnótica película que consiguió la nominación a Mejor Director Novel.

 

El juego del ahorcado (Manuel Gómez Pereira, 2008)

Conocido por comedias como El amor perjudica seriamente la salud (1996), el director Manuel Gómez Pereira repetía en el thriller tras Entre las piernas (1999) en este film basado en la novela homónima de Imma Turbau. El juego del ahorcado habla sobre una gran historia de amor adolescente que se ve sacudida por un hecho inconfesable que trastoca la vida de sus dos protagonistas, Sandra y David, que les condena a llegar a ser adultos mucho más pronto y que finalmente sus vidas acaben separadas. Este trabajo está protagonizado por Clara Lago y Álvaro Cervantes (nominado a Mejor Actor Revelación por su trabajo en esta película), dos intérpretes muy solventes que consiguen una química pocas veces vista en jóvenes de su edad.

 

Chico y Rita (Tono Errando, Fernando Trueba, Javier Mariscal, 2010)

Ganadora del Goya a Mejor Película de Animación y Nominada al Oscar en la misma categoría, esta cinta animada se desarrolla a partir de los años 40 entre Cuba y Nueva York. Retrata la vida de dos músicos cubanos que el éxito les une pero al mismo tiempo les separa durante varias décadas. Destaca por su peculiar dibujo y gama cromática, así como por una cuidada selección musical (Love for Sale, Bésame mucho, o Sabor a mí, entre otras) en la que el jazz y la música cubana son las auténticas protagonistas.

 

Hermosa juventud (Jaime Rosales, 2014) 

A priori esta película de Jaime Rosales es un desolador retrato de una juventud perdida, la de una generación rota por una crisis económica no solo lastró sus sueños y anhelos sino también con sus esperanza y energía para la salir de la situación. No obstante, Hermosa Juventud es mucho más que eso. Se trata de una oda al amor, que al fin y cabo es la única salida que les queda a unos personajes que se sienten completamente fuera de una sociedad que no les comprende. Encabezan el casting Ingrid García Jonsson y Carlos Rodríguez, que están inmensos como esa Natalia y Carlos que se han de enfrentar a un embarazo inesperado.

Requisitos para ser una persona normal (Leticia Dolera, 2015)

 Cuando Leticia Dolera visitó la ECAM con motivo de la presentación de esta película, aseguró que Requisitos para ser una persona normal era “una reivindicación de la ternura” en un “mundo lleno de ironía y de cinismo, que de eso nos sobra”. Sin duda, toda una declaración de intenciones en una ópera prima muy influenciada por la comedia independiente norteamericana que Dolera protagoniza, dirige y co-escribe junto a Manuel Burque (que también actúa). Requisitos… es una ‘feel good movie’ de manual con un universo muy bien dibujado y una historia sorprendentemente original con unas estupendas interpretaciones.

 

La Reconquista (Jonás Trueba, 2016)

El cuarto largometraje de Jonás Trueba es un delicioso trabajo que se enmarca dentro del particular estilo del director: personajes muy cultos, una importante presencia de la música, así como una referencia semi explícita a los filmes de autor de la nueva ola francesa. La película narra la historia de amor entre Olmo y Manuela: en primer lugar cuando se produce el reencuentro entre los dos amantes en un Madrid invernal, y posteriormente cuando son adolescentes, en el cálido verano en el que se dieron su primer beso. Así pues, este largometraje se estructura como un díptico con dos historias que, quizás, separadas no son tan efectivas, pero juntas hacen contraste y nos llevan a un final que fascina. La Reconquista cuenta con un reparto de lujo en el que Francesco Carril, ya habitual en el cine de Trueba, e Itsaso Arana, que es un gran descubrimiento.

María (y los demás) (Nelly Reguera, 2016)

La ópera primera de Nelly Reguera es una comedia agridulce que narra el camino hacia la madurez de María, interpretada por Bárbara Lennie. La actriz hispano-argentina brilla con luz propia en este film en el que es el gran reclamo gracias a una interpretación que trastoca la pantalla y que, en ocasiones, eclipsa a la propia historia de la que forma parte. José Ángel Egido, Pablo Derqui o Julián Villagrán son alguno de los rostros conocidos que acompañan a la actriz en esta conmovedora historia dirigida con maestría y plagada de un humor poco convencional…

 

La propera pell (La próxima piel) (Isaki Lacuesta, Isa Campo, 2016)

Isaki Lacuesta e Isa Campo llevaban trabajando juntos muchos años (escribieron, por ejemplo, el guion de Los pasos dobles (2011), que triunfó en el Festival de San Sebastián) pero no fue hasta La propera pell cuando compartieron la dirección. Una decisión, la de dirigir juntos, que no es nada baladí, al final es un largometraje con una gran dualidad: una película de género pero al mismo tiempo con un remarcado carácter autoral. La próxima piel narra el reencuentro de una madre (Emma Suárez) con su hijo (Álex Monner), desaparecido desde hace ocho años que se vertebra en dos elementos fundamentales, memoria e identidad; y esta última la vemos encarnada en la figura de Monner, el hijo pródigo, sobre el cual cae una duda constante durante todo el metraje: ¿es verdaderamente quién dice ser?


 

Enrique Huetos es Licenciado en Comunicación Audiovisual por la UCM y Diplomado en Guion por la ECAM. Actualmente trabaja como redactor para El Mundo y guionista freelance. Su último cortometraje es El Barco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba