Saltear al contenido principal
Icono – Noticias – ECAM

ACTUALIDAD

Nuestras noticias y eventos

Agnès Varda, o como confundir cine y vida

visages_villages

Para empezar, diremos que tiene ya 91 años. Todavía no ha alcanzado la longevidad de Manuel Oliveira, que falleció a los 108, pero en su sonrisa irónica se adivina que no tiene ninguna prisa en despedirse. Estuvo casada con uno de los directores, entregados al cine musical innovador, más peculiares de la historia del cine, Jacques Demy. Dos de sus últimas películas, Los espigadores y la espigadora (2000) y Caras y lugares (2017) demuestran, a todo aquel que no se contente con la convencionalidad, que la libertad creativa carece de límites. Ambas películas están rodadas con pequeñas cámaras HD, y, como es su costumbre, un buen y limpio sonido. Y nada más. Pero lo más atractivo son sus temas, sus variantes que se desvían para poco después regresar a su forma de contarlos, y una capacidad creativa que parece pertenecer a alguien 70 años más joven.

Ambas películas rezuman libertad, se apartan de clichés manidos y nos demuestran a cada minuto las posibilidades de invención (de un género, un estilo, un tono casi de comedia..) que sigue guardado el cine. En cierto modo, muchas de sus secuencias desnudan un cierto concepto artrítico de lo profesional, que siempre está ahí para recordarnos que debemos ser buenos chicos. La Varda sabe jugar con nosotros y con las imágenes hasta puntos insospechados. Conserva la vitalidad de la Nouvelle Vague, y lo mejor de esta. Desmonta el encorsetado concepto de guion, pero es tan narrativa como Spielberg o Tarantino. Le devuelve a la mirada su dignidad perdida. Como el mejor cine, nos desconcierta con cualquier idea de género a la queramos adscribirla.

Una de mis secuencias favoritas se encuentra en Los espigadores…, cuando, simplemente, para hablar del paso del tiempo, de la edad, del cine, rueda planos de su mano, que, como un mapa, está llena de señales, pistas, recuerdos, marcas que nos cuentan su vida y el sentido del cine al mismo tiempo.

En Caras y lugares construye una colaboración con un joven fotógrafo deliciosa. Y construye, también, una reflexión (nada superficial) sobre las derivas de la imagen actual que nos despierta de muchos letargos peligrosos en los que, tal vez, andemos sumidos sin habernos dado ni cuenta. Un cine para despertar.

Puedes disfrutar de la proyección de Caras y lugares el próximo martes 26 de marzo a las 15.30 h (*)

*Se trata de pases gratuitos y exclusivos para alumnos que tendrá lugar en nuestro Salón de Actos a las 15.30 h. Gracias de nuevo a A Contracorriente Films por apoyar nuestras iniciativas.


Felipe Vega es profesor en la ECAM, director, guionista y crítico cinematográfico. Ha realizado y escrito guiones de anuncios publicitarios, además de desempeñar el cargo de ayudante de producción en diversos filmes. Con su película Mientras haya luz (1988), consiguió el Premio Nuevos Realizadores en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y fue elegida una de las mejores películas de los últimos 20 años por la revista Rockdelux. El mejor de los tiempos (1989), también obtuvo el Premio al Mejor Director Novel en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. También ha dirigido otros filmes como la comedia de enredo Un paraguas para tres (1992), El techo del mundo (1995), Grandes ocasiones (1998), Nubes de verano (2004), Mujeres en el parque (2006) o el documental sobre el fotógrafo Carlos Pérez Siquier, Los ojos de Carlos (2017)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba